Buscar
  • Residencias Valentina

Dietas especiales del Adulto Mayor

La mayoría de los adultos mayores que requieren de auxilio a la hora de los alimentos tienen

también la necesidad de dietas especiales, ya en su composición, ya en su textura, o en su

preparación. Las dietas para diabéticos serán indicadas por su médico, aunque muchos, son

relativamente estables y es posible ser un poco más flexible al alimentarlos.


Otros casos exigen una preparación especial, como aquellos en los que se requieren dietas limitadas

en calorías. Tales dietas se encuentran en el mercado, pero el más apropiado para establecerlas

es el médico que atiende al adulto mayor. Cuando se trata de una persona obesa tiene muchas,

tal vez demasiadas probabilidades, de sufrir infarto cerebral o de miocardio


La situación más frecuente será siempre la de alimentar a un adulto mayor sin dientes, es decir,

sin la capacidad de masticar con facilidad, por lo que una medida ideal la constituyen los purés y

los licuados. Los purés son la comida regular licuada y sin haberla colado (la fibra contenida en

los alimentos será definitivamente benéfica para obrar o defecar con menor dificultad), cuidando

de no revolver todos sus platillos en un solo puré (imagínate a ti mismo comiendo eso). En los

licuados, el elemento dominante es el agua o la leche. Trata invariablemente de percatarte que

sus alimentos sean de buen sabor y temperatura, tal y como lo hacías con tus hijos...¿recuerdas?



49 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo