Buscar
  • Residencias Valentina

Relación entre abuelos y nietos, un amor incondicional

Los abuelos son, en muchos casos, los encargados de cuidar a sus nietos, sobre todo en los casos de madres trabajadoras. Pero su papel va más allá: son mediadores familiares, un modelo de envejecimiento y una fuente de amor incondicional para sus nietos.


Los nietos son para los abuelos una fuente de satisfacción, porque, excepto en casos extraordinarios, éstos ya no tienen obligaciones de crianza, sino solo el placer de mimarlos. De los nietos reciben diversión y amor. Nada relaja más a un abuelo que un nieto. Nadie más conseguirá que un abuelo trajeado acabe jugando en el suelo.


Es posible que solo su nieto le pida un beso al acostarse y que también le ruegue que no se vaya todavía. Los nietos son quienes más abrazan, quienes dicen de forma mas explícita que los quieren, quienes tienen más tiempo para escucharlos.


Los abuelos no solo les legan a sus nietos los apellidos, sino también actitudes, hábitos, gestos y algunas veces hasta el gusto por una profesión en particular. Además, los abuelos proyectan sus ilusiones en los nietos, de ahí que les procuren la satisfacción desde deseos o aficiones que ellos no se pudieron permitir.


Los nietos son en definitiva, una fuente de ilusión para ellos: no hay más que ver cómo la abuela guarda sus joyas o un recuerdo que heredó para sus nietas; o el abuelo, su reloj para el varón. En resumen, los nietos son para los abuelos como una inyección de vida.


¿Y los abuelos para los nietos? ¿Qué significan? En primer lugar, son un soporte emocional: dan amor, afecto y satisfacción. Ofrecen un amor incondicional, pues no tienen las obligaciones derivadas de educar como los padres. Los abuelos representan, también un puente entre padres e hijos.



A veces actúan como mediadores en la familia, sobre todo en épocas de conflictos generacionales en las que ayudan, por ejemplo, a los hijos adolescentes a resolver las diferencias con sus padres. Cuando son jóvenes, los abuelos son sobre todo, compañeros de juego de sus nietos. Pero, a menudo son cuidadores o "padres subrogados" que asumen responsabilidades diarias en los cuidados de los pequeño. Un rol que es frecuente en los casos de las hijas que trabajan fuera de casa a tiempo completo.


127 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo