Buscar
  • Residencias Valentina

Terapia ocupacional para el Adulto Mayor

La terapia ocupacional puede definirse como la ciencia orientada a analizar e instrumentar las ocupaciones del hombre con el fin de tratar su salud.



La terapia ocupacional ayude a que una persona mantenga una vida lo más normal e independiente posible a pesar de sus limitaciones y valorando el potencial que cada uno tiene para el logro de nuevas destrezas.


Así que la terapia ocupacional evalúa:


  • Habilidades diarias

  • Habilidades dentro de la cotidianidad

  • Destreza gráfica (adaptaciones para la escritura)

  • Destrezas finas (coordinación y movimiento)

  • Transferencias funcionales (cama, tocador, tina)

  • Habilidades en la silla de ruedas

  • Simplificación de trabajo

  • Educación paciente/familia

  • Evaluación/tratamiento domiciliario

  • Entrenamiento cognitivo y del desarrollo motor

  • Ejercicio para realizar en el hogar

  • Entrenamiento visual

  • Desarrollo de la fuerza y la resistencia

  • Estimulación Sensorial


En específico, el tratamiento de la terapia ocupacional en rehabilitación de adultos mayores se puede aplicar en cualquier estado de discapacidad. Cabe aclarar aquí que cuanto más pronto se lleve a cabo resultará mucho más efectivo. De tal suerte, el concepto de envejecimiento activo, según lo explica la Organización Mundial de la Salud, se refiere al proceso de optimización de las oportunidades de salud, participación y seguridad con el fin de mejorar la calidad de vida a medida que las personas envejecen. Es por ello que la terapia ocupacional toma como propio este objetivo y plantea que los adultos mayores pueden desplegar su potencial en áreas como el bienestar físico, social y mentar a lo largo de todo su ciclo de vital y participar en la sociedad de acuerdo con sus necesidades, deseos y capacidades. Todo lo anterior sólo será posible mientras se les proporcione protección, seguridad y cuidados en el momento que necesiten asistencia.


Desde el envejecimiento activo se busca:

  • Compensar las pérdidas con ganancias con tal de descubrir que hay posibilidades según las destrezas de cada persona sin importar su condición.

  • Construir redes sociales de sostén: participación en deberes y derechos sociales y cívicos.

  • Generar conductas responsables hacia el cuidado de la propia salud.

  • Desencadenar relaciones que permitan transmitir su vivencia y no estancarse.

36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo